Novedades

 

  La normativa sobre el uso de las armas de airsoft queda registrada en la Orden INT/2860/2012, de 27 de diciembre, por la que se determina el régimen aplicable a ciertas armas utilizables en las actividades lúdico-deportivas de airsoft y paintball.

 

Aquí hacemos un resumen con los puntos más importantes.

 

Las armas de airsoft de tiro automático y semiautomático se catalogan como categoría 4.1 y se puede tener como máximo 6 registradas, por otra parte, las replicas de accionamiento manual en cada tiro son de categoría 4.2 y no hay límite.

 

Para sacar la tarjeta de armas generalmente se hace en la policía local y la documentación puede variar, pero lo habitual es que tengas que aportar la siguiente información.

Hay que llevar. El DNI y posiblemente su fotocopia.  Ser  mayor de 14 años

La factura de compra del arma (donde debe aparecer el número de serie). 

Llevar la propia arma, para corroborar el número de serie y pagar las tasas que correspondan.

Transporte de Armas de Airsoft

Una vez adquirida la tarjeta de armas, esta es válida en todo el territorio nacional y nos permite su transporte dentro de él. Pero al transportarlas debemos seguir unas normas.

- Llevar el arma en su caja o en una funda, nunca disimulada.

- Las baterías, cargadores y munición fuera de la replica.

- Acompañarla siempre de la documentación 

Siguiendo estas sencillas reglas podemos llevar nuestras armas de airsoft a las partidas con total tranquilidad.

 

Como puedes observar para que la práctica del airsoft sea segura y divertida debes seguir una serie de normas según el rol que desempeñes y que te informarán en el campo donde vayas a realizar la partida. 

      

 

El airsoft es una actividad lúdico-deportiva de estrategia basado en la simulación militar, que se practica principalmente en dos tipos de escenarios: en campos abiertos para jugar a largas distancias o a cortas distancias (CQB - Close Quarters Battle) dentro de edificios, naves abandonadas o recintos creados especialmente para jugar. Dependiendo de las distancias, se podrán usar un tipo u otro de réplicas, dependiendo de la potencia de las mismas (medida en Julios o FPS - feet per second). Para saber la potencia de cada réplica, se utilizan unos aparatos llamados cronógrafos, que indican la velocidad de la bola al salir de la réplica y la cadencia de la misma. En función de los FPS de la arma de airsoft, se consideran (de menor a mayor potencia): pistola airsoftescopetas airsoft y subfusilesfusiles de asaltoametralladoras ligeras de apoyo y rifles de precisión ( DMR ) o francotirador airsoft.

Dichas réplicas disparan pequeñas bolas airsoft de PVC de 6 mm de diámetro que distan entre los 0,12 y los 0,50 gramos de peso. Según la normativa vigente, para jugar al airsoft han de usarse bolas airsoft biodegradables, para contribuir a la conservación del medio ambiente. Las replicas pueden ser de cuatro tipos: muelle, eléctricas, Green Gas o CO2.

Los escenarios y el equipamiento son similares a los que se podrían encontrar en un combate real: los campos de juego suelen tener muros, búnkeres, trincheras, torres, edificios y otros elementos para aumentar el realismo, así como todo tipo de vehículos: buggies, coches, quads, motos, etc. El término airsoft proviene del inglés y se podría traducir como «baja potencia», haciendo referencia a la velocidad y potencia a la que son disparados los proyectiles.

Las municiones son casi inofensivas, pero es obligatorio que todos los participantes y las personas que estén situadas dentro del área de tiro lleven gafas de protección homologadas y protección facial/bucal para evitar lesiones oculares y dentales, puesto que son las zonas del cuerpo más vulnerables. Si se respetan las normas, la probabilidad de sufrir un accidente es mínima. El equipamiento airsoft adicional lo decide cada uno. Antes de cada partida, los jugadores están obligados a pasar las réplicas por el crono o cronógrafo para comprobar su potencia para la seguridad de todos.